En Madrid se almuerza entre las 11:00 y las 13:00. El almuerzo no es un desayuno, pero tampoco es un aperitivo y ni mucho menos es la comida principal del medio día. ¿Qué es entonces? Es muy habitual en las personas que trabajan en horario de mañana, que desayunan en casa antes de irse a trabajar y luego a media mañana salen al bar a almorzar. Sin embargo, hay que tener cuidado con la nomenclatura, pues también se suele usar el término “Almuerzo” para la comida del mediodía.

El almuerzo en Madrid es una extensión del desayuno, se suele tomar café nuevamente y se acompaña de dulce o de salado. En el caso del dulce suele ser algo de bollería o incluso algún churro o porra, y en el caso del salado destaca por encima de todo lo demás el pincho de tortilla, que se suele tomar tanto durante el almuerzo como durante el aperitivo u hora del vermú.

El tradicional Pincho de Tortilla

Pincho de tortilla cocinado al estilo madrileño, con el interior algo crudo.
Pincho de tortilla cocinado al estilo madrileño, con el interior algo crudo.

El pincho de tortilla es uno de los clásicos aperitivos madrileños. Se suele tomar tanto acompañado de café a la hora del almuerzo (media mañana) como más cerca del mediodía a la hora del aperitivo como antesala de la comida principal.

Se llama pincho de tortilla a la porción triangular correspondiente a una tapa o porción de una tortilla española o de patatas, servida sóla sin mayor compañía que la bebida, ya sea café, cerveza o vino.

La tortilla de patatas es, sin duda, uno de los grandes símbolos de la gastronomía española. Se trata de una de las propuestas gastronómicas preferidas tanto por los de aquí como los que nos visitan desde el extranjero. Pese a su aparente sencillez de elaboración, una tortilla española bien hecha es todo un reto en los fogones para encontrar los puntos exactos de cocción para que quede jugosa y en su punto.

Son muchas las teorías existentes sobre el origen de la tortilla de patatas. La mayoría de ellas llevan al siglo XIX y defienden que este plato comenzó a difundirse en las Guerras Carlistas, cuando una ama de casa la inventó y ofreció al general Tomás de Zumalacárregui, quien utilizaría la receta posteriormente para alimentar a sus tropas. Otras teorías sitúan su origen mucho tiempo más atrás, en el siglo XVIII en extremadura.

En Madrid es toda una institución. Casi todos los bares y restaurantes tradicionales la tienen en su carta, ya sea para almorzar, como aperitivo o como plato principal. Suele cocinarse por regla general bastante menos que en otras zonas de España, en ocasiones dejándola algo cruda en su interior.

Artículo anteriorDesayunar en Madrid
Artículo siguienteEl Aperitivo (la hora del vermú)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.