En Madrid, generalmente, la comida principal del día se realiza entre las 14:00 y las 16:00 y se suele hacer sentado a la mesa, ya sea con un menú diario, a la carta o con un plato combinado. Esto no quiere decir que no haya personas u ocasiones en las que el aperitivo se alargue hasta el medio día y se continúe a base de tapas y raciones. Pero cuando se habla de “salir a comer”, por regla general nos referimos a sentarnos en la mesa de un establecimiento a comer de manera más individual.

¿Cómo se come en Madrid a medio día?

Existen tres formas de disfrutar de la comida en Madrid:

  • Menú diario o de fin de semana: Muchos restaurantes ofrecen, a un precio más que razonable (entre 9 y 15 euros) el menú del día, que consiste en un primero, un segundo, bebida y postre a elegir entre las opciones exactas que proponen cada día y no entre todos los platos de la carta. Habitualmente se puede elegir entre 4 o 5 primeros, otros 4 o 5 platos principales y entre varios postres. Se trata de una ocasión estupenda para probar los platos tradicionales de la cocina española. Normalmente el precio varía entre el menú diario (los días entre semana, dirigido a trabajadores que comen fuera de casa) y el menú de fin de semana (dos o tres euros más caro, con platos más elaborados).
  • A la carta: También es posible comer a la carta, es decir, eligiendo entre los distintos platos y entrantes que ofrece el restaurante en su carta. Suele ser una opción más cara que el menú si deseas comer un primero, un segundo y un postre. Pero es una sensacional ocasión para probar platos fuera de menú o apostar por entrantes compartidos.
  • Platos combinados: Muchos bares y cafeterías ofrecen a cualquier hora el popular “plato combinado”, un básico de la gastronomía española y la forma más económica de realizar una comida completa. Se trata de un plato en el que se combinan diferentes elementos básicos y simples sin una excesiva elaboración, lo que permite ofrecerlos a cualquier hora del día. Entre sus principales ingredientes destacan los huevos fritos, las salchichas o los filetes de ternera, cerdo o pollo, todo ello acompañado de una guarnición a base de patatas fritas, patatas cocidas o ensalada.

Platos típicos de Madrid

La gastronomía madrileña se ha visto influenciada por su ubicación geográfica y su historia, dando como resultado platos inspirados en la cocina tradicional castellana y otros que recogen los mejor de otras culturas. Entre sus principales platos tradicionales destacan por encima de todos el Cocido Madrileño y los Callos a la madrileña, aunque hay muchos más en lo que dejar recrearse nuestro paladar. Sin embargo, cabe recordar que en Madrid se puede comer prácticamente cualquier cosa. En sus calles y establecimientos están presentes prácticamente todas las ofertas gastronómicas del mundo aunque, ya que estás en Madrid, qué mejor que perderte entre sus platos típicos y tradicionales.

Cocido Madrileño

Típico cocido madrileño, con el caldo con fideos, la carne, los garbanzos y la verdura servidos por separado.
Típico cocido madrileño, con el caldo con fideos, la carne, los garbanzos y la verdura servidos por separado.

El cocido madrileño es, a buen seguro, el plato más típico y conocido de Madrid. Como suele ocurrir con la comida tradicional, cada uno tiene su manera peculiar de cocinarlo, aunque la base es siempre la misma. Se trata de un guiso tradicional que se elabora con distintos tipos de carne (generalmente ternera, cerdo y pollo, incluyendo también chorizo o panceta), algún hueso (de jamón por ejemplo) para darle mayor sabor el caldo, abundantes garbanzos y diferentes tipos de verduras. La forma tradicional de tomarlo es en tres vuelcos: primero el plato de sopa que se obtiene de cocer juntos todos los ingredientes; más tarde los garbanzos, acompañados de verduras y patatas; por último la carne. En muchos establecimientos se sirve únicamente en dos vuelcos, sirviéndose en primer lugar la sopa y posteriormente un único plato con los garbanzos, la verdura y la carne. Incluso lo puedes encontrar formando parte del menú diario o de fin de semana, con la sopa entre los primeros platos a elegir y el segundo vuelco entre los segundos.

Callos a la Madrileña

Plato tradicional de callos a la madrileña, un plato contundente de casquería.
Plato tradicional de callos a la madrileña, un plato contundente de casquería.

Se trata de un plato contundente, de sabor fuerte y no apto para todos los públicos. Se trata de una receta de casquería (despojos del cerdo) muy tradicional de la ciudad y una de sus señas de identidad. Se realiza cociendo varias carnes de casquería, generalmente callos, pata y morro de cerdo, añadiendo también a la olla panceta o jamón, chorizo, morcilla, especias y laurel. Para que los callos tengan su característico punto picante, se hace una salsa con tomate, ajos, cebolla, guindilla y pimentón. Se recomienda comer junto con pan para mojar en la salsa y un buen vino o una cerveza fresquita como acompañante. Tras varios años en los que los platos de casquería estaban cayendo en el olvido, salvo en los bares más tradicionales, recientemente se está poniendo de moda, tanto en las recetas clásicas como en otras más innovadores, convirtiéndose en auténticos bocados gourmet.

Sopa castellana (sopa de ajo)

Sopa Castellana, también conocida como sopa de ajo. Muy tradicional de Toledo y la zona centro del país..
Sopa Castellana, también conocida como sopa de ajo. Muy tradicional de Toledo y la zona centro del país..

Aunque no podamos decir que la sopa castellana sea algo exclusivo de Madrid ni que en la ciudad tengan su propia receta diferente a la del resto de la región de Castilla y la Mancha, la sopa castellana si que se puede considerar uno de los platos tradicionales de Madrid. Se trata de una sopa de sabor contundente con ingredientes muy sencillos que se preparara con ajos fileteados dorados en una cazuela, tras lo que se añade trozos de jamón y unas rebanadas de pan duro, al que se le dan unas vueltas.Se le va añadiendo caldo según lo vaya pidiendo el guiso y se termina con una cucharada de pimentón y un huevo batido en forma de hilo. Una receta casera, sencilla y contundente, especialmente indicada para entrar en calor en los duros meses de invierno en Madrid. Muy típica también de Toledo y toda la zona de Castilla y la Mancha.

Besugo a la Madrileña

Besugo a la Madrileña, una receta simple pero deliciosa de pescado al horno.
Besugo a la Madrileña, una receta simple pero deliciosa de pescado al horno.

En muchos casos, cuando se acompaña con el calificativo “a la madrileña” de muchos platos, estamos ante versiones de otras regiones o simplemente recetas españolas tradicionales que han sido adoptadas por Madrid con una simplificación de sus ingredientes y de su elaboración, principalmente por esa tradición de casas de comidas económicas y sencillas que se potenciaron hace más de un siglo en la ciudad. En el caso del Besugo a la Madrileña, se trata de una receta rápida en la que el Besugo no pasa más de 10 minutos en el horno, y se le acompaña con un fumet elaborado con las propias espinas del pescado, verduras, patatas y medias rodajas de limón. Se puede servir también junto con algunos langostinos. Se consume durante todo el año en los establecimientos más tradicionales, aunque en los hogares madrileños es más típico de las fiestas navideñas.

Potaje de Vigilia (potaje de bacalao)

Potaje de Vigilia, típico guiso de cuaresma basado en el bacalao.
Potaje de Vigilia, típico guiso de cuaresma basado en el bacalao.

El potaje con bacalao o también conocido como Potaje de Vigilia (por ser típico durante la Cuaresma al ser la mejor alternativa a un guiso contundente ante la prohibición de la iglesia de comer carne durante), es toda una tradición en Madrid, especialmente durante la Semana Santa. La receta es muy sencilla, basada en judías, garbanzos y bacalao, que se guisan junto con cebolla, laurel, patatas, espinacas y huevos cocidos.

Artículo anteriorEl Aperitivo (la hora del vermú)
Artículo siguienteMerendar (dulces) en Madrid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.