Pese a la creciente turistificación de los lugares más emblemáticos de las grandes ciudades, todavía existen algunos comercios centenarios que resisten a las grandes cadenas de restauración y a las tiendas de recuerdos en la Plaza Mayor de Madrid y que nos permiten viajar a otra época con solo una mirada. Además, cada domingo se celebra una especie de mercadillo de la numismática y la filatelia donde decenas de aficionados y comerciantes hacen sus intercambios.

Sombreros y gorras “La Favorita”

Se encuentra en el número 25 de la plaza. Fundada en 1894, está dedicada a los sombreros, gorras y tocados tanto de caballero como señora. En su género, se la considera la tienda más antigua de Madrid, ahora en manos de la cuarta generación de propietarios. Incluye también otros artículos de piel tradicionales como las botas de vino.

Casa Yustas

De la misma época, en el número 30 de la Plaza Mayor podemos encontrar Casa Yustas, un comercio fundado también en 1894 y dedicado a la venta de sombreros, gorros artículos militares y de uniformidad. Tras su reforma en 1997 ha incluido también algunos productos de regalo más enfocados al mercado turístico.

Antigua Relojería

Antigua Relojería, en la calle de la Sal, uno de los accesos a la Plaza Mayor.
Antigua Relojería, en la calle de la Sal, uno de los accesos a la Plaza Mayor.

Situada en la calle de la Sal, uno de los accesos a la Plaza Mayor, la Antigua Relojería fue fundada en 1880. Es fácilmente reconocible por el increíble carrillon que corona su entrada principal, realizado bajo bocetos del dibujante Mingote. La figura, situada entre relojes, se mueve observando todos los puntos de la calle, especialmente las pinturas de Mingote cuando el carillón se pone en marcha. La sonería interpreta, a las horas, el chotis Madrid y a los cuartos, un fragmento de La Gran Vía. El reloj principal marca la hora de España y los otros cuatro la de Nueva York, Sídney, Pekín y El Cairo.

Carnicería Casa Bartolomé

También en la calle de la Sal podemos encontrar la Carnicería Casa Bartolomé, fundada en 1837. El abuelo de los actuales dueños comenzó como aprendiz en la carnicería y posteriormente se quedó con el negocio. Han pasado los años y tres generaciones después siguen despachando las carnes en este centenario comercio.

Restaurante Los Galayos

Intelectuales de la Generación del 27 reunidos en el restaurante Los Galayos.
Intelectuales de la Generación del 27 reunidos en el restaurante Los Galayos.

En la calle de Botoneras podemos encontrar uno de los restaurantes con más historia de la ciudad. En este local fue fundado en 1894 la Taberna Casa Rojo, donde únicamente servían tapas y aperitivos para acompañar a la bebida. Con el paso de los años el negocio cambió de manos y terminó convirtiéndose en un gran restaurante que sirvió además como uno de los lugares de encuentro de los intelectuales de la Generación del 27 formada por escritores de la talla de Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda o Vicente Aleixandre.

Ultramarinos Los Ferreros

En el número 5 de la calle Ciudad Rodrigo encontramos una de las tiendas de ultramarinos más antiguas de Madrid. Los Ferreros fue fundada en 1892 por el bisabuelo del dueño actual. Con el paso de los tiempos incorporó también una carnicería. El local mantiene el espíritu de antaño, reflejado en la decoración del techo de finales del Siglo XIX.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.