La barriada de Los Bermejales, en el borde externo de Sevilla (entre el Campo del Betis y la circunvalación SE-30) se está convirtiendo por derecho propio en uno de los principales puntos de interés gastronómicos de la ciudad. Pese a encontrarse a una cierta distancia del centro histórico, gracias a su buena conexión por carretera y a una población joven y (por que no decirlo, pudiente), está siendo la ubicación deseada por muchos de los hosteleros que buscan abrir un nuevo local en la capital andaluza. Y así ha sido para Pecado Sevilla, un local moderno e innovador cuyos dueños ya tienen otros locales (Gula en el barrio de Los Remedios de Sevilla y otro local en Cáceres, de donde son oriundos) y que buscaban con esta nueva creación instalarse en la zona de mayor proyección hostelera actualmente.

Pecado Sevilla - Salón
Salón comedor del restaurante Pecado Sevilla, en los Bermejales.

Pecado Sevilla es un local desenfadado, canalla e innovador que busca exprimir el concepto de Slow Experience que nos propone ampliar la sobre mesa junto con unos cócteles sin movernos de nuestra silla, pero sin tampoco descuidar el apartado gastronómico, que es por donde todo comienza.

Con una decoración que añade el placer estético al culinario, Pecado Sevilla propone una cocina de mercado basada en la materia prima pero con renovada visión. Incluye tanto tapas o medias raciones a un precio contenido (ideales para probar varias cosas o para compartir), como platos de mayor enjundia para los que prefieren sentarse ante un gran plato principal y disfrutarlo a fuego lento.

Pan brioche de puntillitas.
Pan brioche de puntillitas, cebolla al oloroso, alioli de tinta y salsa de yema.

En cuanto a precios, podemos encontrarnos tapas (de buen tamaño) como las Croquetas de Cigala con Velo ibérico por 5,90€ (cuatro croquetas), el niguiri de picaña por 3.50€ la unidad (de buen tamaño) o el brioche de puntillitas por 7,50€ la unidad (del tamaño de un perrito caliente generoso). Para platos más desarrollados podemos disfrutar de un lomo de buen tamaño de Salmón Laqueado por 12,90€ o un arroz seco con pollo coquelet para dos personas por 21,90€. Y para el postre, la más que recomendada tarta de queso (muy cremosa) por 5,90€. Lo que nos deja unos 20 o 25 euros por persona.

Arroz Seco con pollo Coquelet y Croquetas de Cigala con velo ibérico en Pecado Sevilla.
Arroz Seco con pollo Coquelet y Croquetas de Cigala con velo ibérico en Pecado Sevilla.

Aunque disponen de una gran calidad de platos principales, sin duda la recomendación desde Maleta con Ruedas sería apostar por una serie de tapas o raciones (o medias) que nos permitan probar bocados más originales y variados en un mismo almuerzo o cena, pudiendo incluso compartir entre varios. A destacar por ejemplo el brioche de puntillitas, el niguiri de picaña o las croquetas de cigala con velo ibérico.

Información práctica

Artículo anteriorFundación César Manrique: La Casa del Volcán y la Casa del Palmeral

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.